FANDOM


El Sanguinor es un ángel de venganza dorado que desciende de los cielos en los momentos de máxima necesidad de los Ángeles Sangrientos. Para la mayoría de gente es sólo un mito, uno más de los misterios y tradiciones que rodean el Capítulo. Después de todo, las ocasiones en que el Sanguinor aparece en el campo de batalla son tan desesperadas, que pocos testigos lo llegan a contemplar en toda su gloria y sobrevivir para contarlo. Sólo quienes tienen acceso a los registros que guarda el Reclusiam del Capítulo tienen la certeza de que el Sanguinor no es una mera leyenda ni una alucinación colectiva. Allí, en las páginas de un tomo encuadernado en hierro y protegido por un sólido cierre, figuran los testimonios de todas las manifestaciones del Sanguinor a lo largo de los milenios. La más famosa de ellas, y la que está relatada con mayor detalle, es la que tuvo lugar durante un asalto a la Garra del Terror, una nave de los Amos de Noche.


En aquella ocasión, doce Hermanos de batalla fueron enviados a asaltar la Barcaza de Batalla Garra del Terror, y acaba con la vida del Señor de los Amos de la Noche como castigo por sus infinitas transgresiones. En realidad nadie esperaba que tuviesen éxito, porque el enemigo los superaba en número varios centenares de veces, pero al parecer el Sanguinor consideró que era una misión de mérito, y que por lo tanto mereciera su ayuda. El Sanguinor se unió a la lucha en el momento en que el torpedo de abordaje Imperial atravesó el casco de la nave. Tras detenerse un instante para bendecir al Sargento al mando del ataque, el Sanguinor trazó un camino de muerte a través de las filas enemigas como si fuera un ardiente y furioso huracán.


No obstante, aunque la ruta que el Sanguinor había abierto hasta el puente de mando era una alfombra de cadáveres enemigos mutilados, aquello no bastó para garantizar a sus Hermanos de Batalla una victoria fácil. Al contrario, tuvieron que luchar duro para ganar cada metro de terreno contra una tripulación de Marines Espaciales del Caos sedientos de venganza. Pese a que la misión acabó en éxito, con la toma del puente de la Garra del Terror y la muerte de su Capitán, sólo el sargento de los Ángeles Sangrientos logró sobrevivir a la matanza y volver a Baal. Por tanto, no puede decirse que el Sanguinor ganase a la batalla por sí mismo, sino más bien que convirtió en viable lo que q priori parecía imposible de lograr. El nombre del Sargento superviviente se ha perdido en la bruma del tiempo, pero en ocasiones Dante echa la vista atrás, hacia esos días, y con una sonrisa recuerda cómo aquel Sargento vio renovada su fe tanto en sus propias aptitudes como en la sagrada misión del Capítulo.


Aun así, una cosa es saber de las hazañas del Sanguinor, y otra muy distinta es llegar a entender su naturaleza. Algunos en el Consejo del Capítulo opinan que es una corporeización de la cara más noble de Sanguinius, la parte que le permitía controlar la oscuridad que anidaba en su corazón. Por su parte, los miembros de la Guardia Sanguinaria creen que se trata de Azkaellon, el fundador de su orden, preservado contra el paso de los milenios por obra y gracia del Emperador. La leyenda del Sanguinor es tan grande que ha trascendido incluso más allá del Capítulo, y ha servido para exacerbar la desconfianza que los Ángeles Sangrientos despiertan en ciertos sectores del Imperio. La Inquisición en particular está preocupada por la posibilidad de que el Sanguinor no sea más que una forma de proyección psíquica que demuestre que los Ángeles Sangrientos están tan enfermos espiritualmente como han demostrado estarlo físicamente. De todos modos, por muy nerviosos que el Sanguinor ponga a los que son ajenos al Capítulo, para sus Hermanos de Batalla representa la parte más noble de su herencia, y no necesita mayores explicaciones.

M990086a 99060101453 BASanguinor1 873x627

Sanguinor