FANDOM


Mephistón era un antaño el Hermano Calistarius, Bibliotecario de un valor excepcional y un gran carácter. Pero la Rabia Negra no distingue a aquellos que son nobles de alma; y así, mientras Calistarius luchaba ante los muros de la Colmena Hades en la Segunda Guerra por Armageddon, la maldición de Sanguinius se apoderó de él. Reclutado por la Compañía de la Muerte, Calistarius participó en el asalto final al edificio del Ecclesorium, siendo uno de los muchos Marines Espaciales que quedaron atrapados bajo los escombros tras caer derrumbado el edificio.

Por siete días y siete noches Calistarius permaneció sepultado, con su mente enfebrecida rayando en la locura y su cuerpo destrozado al borde de la muerte. Pero no sucumbió, y su enorme fuerza de voluntad le ayudó a hacer frente a la furia incontrolable que le carcomía. Con un esfuerzo supremo expulsó la Rabia Negra, y al hacerlo se tornó un ser diferente al que era antes. A la medianoche del séptimo dia Calistarius emergió de su prisión rocosa convertido en Mephistón, el Señor de la Muerte.

Sin embargo, su resurrección no pasó inadvertida. En esa época Hades estaba en manos del Imperio, pero los Orkos seguían acechando en sus ruinas. Cuando Mephistón se liberó de su tumba, levantando en el proceso enomrmes peñascos de ferrocemento, el estruendo atrajo la atención de un grupo de pieles verdes. Desarmado y con su armadura destrozada, Mephistón podía haber parecido una presa fácil, pero nada estaba más lejos de la verdad. Su semilla genética, que permaneciera latente durante muchos años, había despertado por fin para causarle grandes cambios que le proporcionaron una fuerza y vigor excepcionales. Moviéndose a una velocidad que los Orkos no podían igualar, Mephistón desató una ráfaga de ataques que pulverizaron la carne y rompieron los huesos de sus atacantes. Cinco Orkos murieron en escasos segundos, y al poco tiempo cayó una docena más. Los pieles verdes no tuvieron una sola oportunidad; pese a que eran obstinados, Mephistón lo era todavía mñás. Finalmente, cuando el ángel renacido golpeó con sus manos el pecho del Orko más grande y lo atravesó extrayéndole el corazón, el resto se dio a la fuga. Con su armadura rota chorreando de sangre enemiga, Mephistón empezó a caminar de vuelta hacia las líneas Imperiales.

Desde aquel día, Mephistón ha ascendido rápidamente en las filas de los Ángeles Sangrientos, y ahora ostenta el cargo de Bibliotecario Jefe. Su figura inspira gran reverencia entre sus Hermanos de Batalla, que lo consideran el salvador en épocas de aflicción. Otros no lo aceptan tan fácilmente, porque les cuesto reconocer en Mephistón al antiguo Calistarius. Calistarius tenía un temperamento voluble, mientras que Mephistón suele permanece en silencio salvo en épocas de gran necesidad. Calistarius buscaba la compañía de sus hermanos en el campo de batalla, mientras que Mephistón pasa horas en soledad con sus pensamientos, y su rostro, aunque noble, sigue reflejando que su alma no está en paz. Quizás estos cambios eran inevitables, consecuencia del proceso de transformación mismo.

Corren rumores de que Mephistón pagó un alto precio por su resurrección, de que cuando logró dominar la Rabia Negra, algo aún peor ocupó su lugar. Aunque los Ángeles Sangrientos creen que dichos rumores son infundados, el propio Mephistón les da alas al mantenerse en silencio y comportarse con tanto secretismo. Sólo el tiempo acabará por desvelar la verdad.

M1000272a 99060101026 BAMephiston 445x319